¿Quieres tener éxito en tus campañas? 5 cosas que NO deberías hacer

¿Quieres tener éxito en tus campañas? 5 cosas que NO deberías hacer

Cometer errores en la creación de una estrategia de comunicación nos puede costar muy caro. Al planificar una campaña integrada en tu firma de correo es habitual cometer ciertos errores, incluso utilizando buenas herramientas. A veces una herramienta eficaz puede convertirse en tu peor enemiga si no la usas como es debido. Este post te servirá para detectar estos fallos. ¿Quieres tener éxito en tus campañas? Presta atención a las siguientes recomendaciones y conoce las 5 cosas que NO deberías hacer…

#1 Contenido aburrido o irrelevante

No añadas banners que no aporten valor, pueden dañar tu imagen corporativa. El contenido aburrido o irrelevante que emplees en tus comunicaciones simplemente será ignorado. Por ello es importante que el contenido sea personalizado para cada mensaje. Las personas tienen expectativas diferentes y les interesan distintos temas en cada momento. Es tu trabajo conocer qué es lo que necesitan y cumplir con estas expectativas. Si deseas que las personas presten atención a tu contenido y les impulse a comprar, compartir, participar etc. debes darles algo que valga la pena. Cualesquiera que sean tus objetivos en tus campañas de Mailing, lo que importa es que aportes valor a tu audiencia.

¿Quieres tener éxito en tus campañas? 5 cosas que NO deberías hacer

#2 Mantener un banner de por vida

Vete cambiando los banners, no mantengas el mismo activo más de 1 mes. El correo electrónico, al ser un canal tan utilizado, te brinda la oportunidad de conectar con tus clientes cada día y cada vez que revisan su bandeja de entrada. Es esencial mantenerse activo ya que tus usuarios estarán encantados de ver tu nuevo contenido cada poco tiempo y prestarán más atención si se actualiza cada cierto tiempo.

#3 Desplegar el mismo banner para toda la organización

Segmenta las campañas por departamentos y adapta los contenidos a cada tipo de audiencia y los call to action a los objetivos. El mayor error que puedes cometer a la hora de crear tu estrategia de comunicación y tus campañas es ignorar a tu público objetivo y sus necesidades o expectativas. Hay que apuntar directamente a la audiencia. ¿Y qué significa esto? Tu público objetivo debe ser ese grupo concreto de personas a las que has identificado y quieres atraer con tus mensajes. Esto puede basarse tanto en datos demográficos como la edad, trabajo, nivel de ingresos, educación… como en su comportamiento a la hora de realizar una compra o simplemente relacionarse con las marcas. Tu Buyer es ese tipo de persona que tienen más probabilidades de estar interesada en tu producto. Asegúrate de que tus campañas encajen con el público objetivo de tu empresa y será más probable que interactúen con ella.

#4 Añadir banners que no representen tu identidad de marca

Cuida la imagen de los banners, diseña las creatividades con tus colores, estilos e imágenes. Cuando envías tantos emails con asiduidad, es fácil adquirir malos hábitos, y muchas empresas a menudo cometen el error de pensar que cualquier mensaje que genere contenido está bien y es mejor que no enviar nada. ¿Para qué compartir campañas para las cuales sólo un 1% de tus destinatarios pueden estar interesados y al resto incluso les ha echado para atrás? Por este motivo hay que primar la calidad sobre la cantidad. El contenido de tus campañas contribuye a la reputación y si te esfuerzas en crear más y más campañas sin prestar atención a la calidad y confiabilidad de lo que estás enviando, tus consumidores dejarán de escucharte, dejarán de leerte y simplemente ignorarán tus emails.

#5 Usar siempre el mismo formato de banner

Para captar el interés y la curiosidad de tu audiencia, prueba distintos formatos (una nueva imagen, un gif, un video…). Cuando envías contenido por correo electrónico, especialmente contenido promocional, has de asegurarte de incluir contenido novedoso y atractivo, y añadir siempre una llamada a la acción (“más información”, “solicita una demo”, “comprar”, “contactar”). Sin una llamada a la acción, los consumidores no sabrán qué hacer a continuación. Hazles un favor y motiva a tu audiencia a dar el siguiente paso, pónselo fácil y lograrás más conversiones al incluir una llamada a la acción fuerte y clara.

¿Te han gustado nuestras ideas? Déjanos tu comentario y date una vuelta por nuestra web ¡Descubre más consejos y temas de interés en nuestro BLOG!