fbpx

La transformación digital en tiempos de crisis

Corren tiempos complicados para los empresarios, y como si eso no fuese poco aparece una alerta sanitaria mundial que genera enormes incógnitas para las empresas desde todos los ángulos de su actividad. Si abrir o dirigir un negocio de por sí no es tarea fácil, hacerlo en tiempos de crisis conlleva aún más riesgos difíciles de asumir. El impacto que ha tenido esta pandemia en la sociedad y en muchos sectores de su actividad es indiscutible. Supondrá un hecho importantísimo en nuestras vidas de cara al futuro más inmediato. Analizamos la transformación digital en tiempos de crisis y qué postura tomar desde las empresas para sobrellevarla.

¿Cómo afrontar la crisis sanitaria?

El avance del Covid-19 no ha minado las ganas de muchos empresarios por seguir en el camino del emprendimiento, y menos mal. A pesar de las dificultades, un gran porcentaje de startups consideran que el efecto de la pandemia podría resultar positivo para sus proyectos, ya que ayudará a agilizar el proceso de digitalización de las empresas. Pero al mismo tiempo son conscientes de que si hablamos de inversión en su negocio, a corto plazo se verán afectadas negativamente. Por lo que nos encontramos en una situación de alto riesgo a la hora de invertir en cualquier tipo de negocio.

Y es que decidir cuál va a ser el rumbo de una empresa en circunstancias tan convulsas supone todo un reto de adaptación. Esta tarea no es precisamente misión imposible, ya que los seres humanos estamos acostumbrados a adaptarnos a las circunstancias y adversidades que se nos presentan. Pero, en esta situación, ¿Cómo podemos decidir cuál será la estrategia a seguir para nuestra empresa? ¿Rendirnos, aguantar o transformarnos? Tomar esta decisión requiere tener una idea muy clara de hacia dónde queremos llevar nuestro negocio, marcarnos unos objetivos concretos y, a partir de ahí, fijar la estrategia para lograrlos. Si decidimos reinventarnos para seguir adelante en el mercado tendremos que redistribuir nuestros recursos y asumir gastos adicionales con todos los riegos que eso conlleva en estos momentos. La supervivencia de nuestra empresa dependerá de su capacidad para adaptarse al entorno actual, del ingenio del empresario y del trabajo de todo el equipo.

La ventaja de la digitalización

El año 2020 ha traído consigo enormes cambios, en su mayoría negativos, con un deterioro de la calidad de vida de millones de personas, el colapso del PIB en los países de la Unión Europea, desempleo masivo, sectores gravemente afectados etc. Todo ello causando la necesidad de reformar la visión de las empresas y sus planes estratégicos. Aunque en los últimos años numerosos estudios han afirmado que la transformación digital estaba avanzando a un ritmo acelerado, en el caso de las pequeñas y medianas empresas no se vislumbraba la misma expectativa. Así pues, con la llegada del Covid-19, los empresarios de estas pymes se han visto obligados a poner en práctica actividades que ni se habían planteado llevar a cabo. Como es el caso del teletrabajo o la oferta de productos y servicios mediante tecnologías digitales. El transcurso de la pandemia les ha hecho reflexionar sobre si pueden asumir nuevas inversiones e incluso si la digitalización supone una oportunidad de cambio y prosperidad para sus empresas.

¿Ha supuesto la crisis de la Covid-19 una oportunidad favorable para algún entorno concreto? Efectivamente, para el sector tecnológico ha supuesto un gran impulso y una gran oportunidad para aquellas empresas ya profundamente inmersas en la era digital. Esta crisis se ha convertido en un catalizador de las TIC, haciendo que el comercio online crezca vertiginosamente. Muchas actividades económicas y sociales se realizan a día de hoy de forma digital, y las pequeñas y medianas empresas se abren paso al canal online, incrementando el uso de las tecnologías en muchos aspectos de su actividad.

 

Hay salida

En una crisis como esta, se plantean retos que en muchas ocasiones se escapan de nuestras manos. Sin embargo, si hablamos de la transformación digital, para el empresario se entiende como una fortaleza, se mire desde el ángulo que se mire. Como decía Stephen Hawking: “Los agujeros negros no son tan negros como los pintan. No son prisiones eternas como alguna vez se pensó. Las cosas pueden salirse de un agujero negro desde ambos lados y posiblemente hacia otro universo. Entonces si te sientes en un agujero negro, no te rindas: hay una salida”. Los cambios que ha supuesto esta crisis sanitaria, aunque forzados, ya no tienen marcha atrás. Pero podemos sacar provecho de estas tecnologías digitales, que ya están transformando la sociedad y que no dejaran de ser imprescindibles en nuestras vidas en el futuro.

 

 

¡Déjanos tu comentario y visita el resto de entradas de nuestro blog!